Luis Omar Tapia: La mejor generación del fútbol chileno tiene la obligación de ganar la Copa América

01

 

La voz de los 90 minutos del deporte más hermoso del mundo detalla su prestigiosa trayectoria y acredita a la Roja como primera candidata.

Se apasiona un país deportivo luego del triunfo sobre un temperamental Uruguay, raza complexa y dura de roer, y también con los relatos de un chileno que ha gritado estruendosamente los goles de Vidal, Vargas, Aránguiz, Medel. Y, claro, el de Isla anotado dentro de los “Noventa minutos del deporte más hermoso del mundo”.

Luis Omar Tapia (52 años), influyente voz de TVN por estos días de Copa América comenta a la Casa del Deporte que “a los nueve años me fui con mi familia a Argentina y a los catorce viajé a Estados Unidos, donde resido en Miami con mi esposa Liney y mis hijas Mónica (30) y Erika (29). Debuté en septiembre de 1991 en ESPN y ahora mi trabajo lo realizo en Univisión y en FOX relatando para ambas la Champions League”.

“Mi popular frase se la debo a mi abuelo Alamiro, quien me decía cuando niño, ‘levantémonos, peladito, debes jugar el deporte más hermoso del mundo’. Me la decía los días domingo, cuando me despertaba para jugar en un club de mi barrio, en Renca. Solamente agregué a ella 90 minutos”, recuenta en un salón del hotel Reagal Pacific, donde afina su garganta para -ojalá- seguir narrando conquistas de esta Roja aspirante a llevarse un esquivo título.

¿Cuándo descubrió su pasión definitiva por el fútbol? ¿Quiso ser jugador profesional?  

En el barrio San Telmo de Buenos Aires, donde viví cuatro años fantásticos. Y el ‘81, jugando un torneo estatal de escuelas, de preliminar a un partido entre el Cosmos y New England Times, fui invitado por el Cosmos a probarme en su equipo juvenil ya que ganamos e hice dos goles.

¿Era buen futbolista?

Puede ser (sonríe). Soy zurdo y siempre jugué de “10”, y algunas veces de “11”. Volviendo al tema del Cosmos, lamentablemente la liga se fue en bancarrota a comienzos del ’92 y terminó el sueño de jugar. Pero me contrató un equipo de Washington de fútbol sala y después uno de Ohio. Y en un partido entre amigos, me rompí los ligamentos y los meniscos.

“Soy hincha de Colo Colo de chiquito. El primer uniforme que tuve, regalo de mi padre, era justamente del ‘Cacique’. No sé por qué lo hizo si a él y a toda mi familia les encantaba la ‘U’ de Chile. Mi ídolo de niño fue (Francisco) ‘Chamaco’ Valdés, un crack, pero crecí con Diego Maradona. Lo vi debutar el ’76 por Argentinos Juniors y también lo vi hacer maravillas, especialmente contra Hugo Gatti”, confiesa.

No me diga que asistió al partido cuando humilló a Gatti tras prometerle cuatro goles…

Y se los hizo después de que, la noche anterior, el “Loco” Gatti dijo por televisión, ‘ese gordito chico a mí no me hace uno’. Diego, enfurecido, prometió cuatro y los metió cuando Argentinos ganó 5-3 a Boca en 1980. Ese día yo estaba en el estadio, entonces se puede decir que tenemos una carrera casi paralela.

¿Maradona es el mejor de la historia y, para usted, cuál es el equipo más brillante?

He tenido la oportunidad de narrar goles y jugadas de Zinedine Zidane y de Lionel Messi, además de conocerlos personalmente, pero sigo sosteniendo que como Diego Armando Maradona no hay otro. Muchísima gente me ha hablado de Alfredo Di Stéfano y Pelé, pero solamente los he visto en videos editados, entonces no puedo decir si fueron los mejores…

Y, para mí, los equipos más brillantes son el Boca del ’77 y ’78, y el Ajax del ’94 al ’96. En ese Boca, campeón de la Copa Libertadores e Intercontinental, brilló otro de mis ídolos, Marito Zanabria, un zurdo maravilloso. El Ajax de esa época era un equipo asombroso y joven, el mayor tenía treinta años, Danny Blind, y los otros se convirtieron en figuras mundiales: Edwin van der Sar, Edgar Davids, Clarence Seedorf, Patrick Kluivert… Y no puedo dejar de lado a los “Galácticos” del Real Madrid del primer lustro de este siglo.

Entre tantas jornadas vividas elija “el” momento de su carrera.

Estambul 2005, ciudad de una gran final de la Champions, la que el Milán ganaba 3-0 al Liverpool y la perdió por penales. Siempre he dicho, ‘ese día jugué de ‘9 y medio’ porque tuve como analistas a los mejores ‘10’ del fútbol argentino, Maradona y Mario Alberto Kempes’. Con Diego a mi izquierda y Kempes al otro lado, relaté esa final. Fue un sueño, me sentí como un niño teniendo a dos supercracks mundiales analizando un gran juego.

Ha creado hartos apodos a figuras mundiales, además. El “1+8”, La “Pulga biónica”, el “Fenómeno”, “Harry Potter”, “Duende”…

Sí. Mucha gente me pregunta por qué le digo Duende a James y me dice que al colombiano no le agrada el apodo. Pero él nació en Cúcuta y en el idioma antiguo el nombre de esa ciudad significa Casa de los Duendes. Y hay otros como “Spice Boy”, por David Beckham, y “Cachavacha”, por Diego Forlán.

LA FIESTA MÁS HERMOSA DE AMÉRICA

La voz de Tapia, presente en seis Copas América e igual número de mundiales -“desde Uruguay ’95 e Italia ‘90”-, y en veinte años de Champions League, habla de su labor en TVN.

“Estoy muy contento en un equipo integrado por los años de experiencia de (Pedro) Carcuro y por todo el conocimiento del ‘Profe’ Luis Bonini, quien ha estado dentro del camarín y la cancha con equipos y selecciones. Y lo que mandan para un relator no son los números, sino la opinión y el cariño del público. Además me siento orgulloso de que TVN se haya fijado en mí para venir a un evento tan importante realizado en mi país y por el reconocimiento del hincha a un trabajo de largos años de esfuerzo y sacrificio. Me importa más la opinión de la gente que la de los medios”.

¿Qué ha sentido relatar un certamen de esta dimensión en su tierra?

Cuando se abrieron los micrófonos en el partido de la Roja con Ecuador, temblaba como todo niño debutante en primera división a pesar de mis años de trayectoria. Fue una sensación de alegría y tristeza a la vez. Alegría, por estar en mi país y tristeza, porque ya no están mis viejos -Rosa Torres y Teófilo- para verme haciendo mi trabajo en Chile.

¿Arturo Vidal, imprescindible y única mancha de esta fiesta, debió ser marginado?

Son decisiones del cuerpo técnico y de la ANFP, las que no comparto en absoluto porque se debe poner mano dura. Predominó el interés de un resultado y la necesidad de un jugador tan clave como él. Pero debió ser sancionado.

¿Cómo ha visto a Chile en cuatro presentaciones?

De menos a más. Contra Ecuador, un partido previsto como físico y luchado, creó espacios pero sin poder penetrar por los costados. Ante México salió con todo, enfrentándolo de esa forma y recordando una estadística no favorable en Copas América. Bolivia fue más débil que las otras, pero se deben hacer cinco goles, no es llegar y convertirlos en un campeonato como este. Fue contundente a la hora de desnivelar y le tapó la boca a mucha gente que decía que esta selección no tiene gol. Y Uruguay, sin ninguna arma técnica y con pura garra fiel a su historia y ensuciando el encuentro, no pudo ante un Chile a alto nivel. La Roja atacó y atacó para encontrarse con un justo premio.

¿Está el equipo de Jorge Sampaoli para alcanzar al fin el codiciado trofeo?

Sí, porque es una obligación además. Esta generación de futbolistas chilenos, la mejor de la historia que está jugándosela en casa, está obligada a ganarlo. Es un deber aunque algunos de sus jugadores han dicho que no lo es. Pero, picando por ahí, hay algo que les dice, ‘sí, lo ganaremos porque somos locales y porque tenemos méritos mostrados durante más de cuatro años’.

¿Qué apunta de las otras selecciones y figuras? ¿Del fiasco de Brasil y Neymar, por ejemplo?

Todos piensan que Brasil sigue siendo la escuadra de antaño, pero es una selección débil y sin fútbol. No tiene organización, creación y su propuesta es más física y táctica, escapando a  su tradición. Perdió su creatividad. Y Neymar no es Brasil, me sorprendió, sus problemas están más allá de lo futbolístico. Sus dificultades gigantes, físicas en particular que lo llevan a reacciones descontroladas, las trae desde España. Lo mismo ha pasado en algún momento con Messi en el Barcelona.

Messi y Argentina, protagonistas en Sausalito esta noche, ¿qué han aportado?

Su fortaleza y precisamente al mejor jugador del mundo, de lo que nadie duda a pesar de no demostrar aún todos sus caudales. Argentina es naturalmente fuerte y junto a Chile y Colombia, por poderío, son los candidatos a acceder a la final. Aunque esta noche veremos en Sausalito la despedida de uno de estos favoritos.

Hablemos de decepciones, figuras y de bellos goles. ¿Cuál ha sido el más aclamado por usted?

La mayor decepción es Neymar porque, junto a James, Messi y Alexis, se registró desde el comienzo como lo más alto entre las figuras a desequilibrar. Todavía están quedando tres de estos y, sabemos, hoy quedará eliminado uno para transformarse en el mejor del torneo, James o Messi…

El tanto de Gary Medel a Bolivia ha sido el más hermoso de la Copa, porque él mismo inició una jugada a cuarenta metros del arco rival y la finalizó con un golazo, a lo crack. Y el más gritado por mí fue el primero de Chile ante Ecuador, por tres razones: porque era el debut, por haber estado en mi patria y porque se marcó en el Estadio Nacional, un recinto muy especial para mí en lo íntimo y deportivo.

Menciona sentidamente el reducto de Ñuñoa, ¿y qué dice sobre el Sausalito de la Ciudad del Deporte?

He estado en dos partidos en Viña y su Sausalito, dueño de un entorno fantástico y no tan grande, muy al estilo de los estadios ingleses. Me encantan así porque se vive más la pasión, más en una ciudad que llamó mi atención por su crecimiento. Está gigante Viña del Mar, incluso más bella de lo que siempre ha sido.

Esta es la historia de Luis Omar Tapia, burbujeante en sus relatos fantaseados junto a su abuelo Alamiro cuando éste reclamaba asistir al deporte más hermoso del mundo. A los 90 minutos que la voz de América hará latir hoy viernes en el Sausalito de Viña del Mar, ciudad sede del primer Sudamericano de Selecciones protagonizado en Chile.

Por Mario Ramírez Escudero