David Ortiz: La alcaldesa Reginato le ha dado al fútbol amateur algo que no tenía, un gran apoyo

PHOTO

 

Metas deportivas e institucionales, su gestión como directivo y el apoyo municipal forman parte de las impresiones del presidente de la Asociación Forestal, quien ingresa a su décimo año de “pura pasión”.

“En 1989 llegué a la Asociación Forestal, como jugador del club Real Horizonte, del cual fui también su presidente durante diez años. Y desde el 2006 dirijo la asociación, donde llevo tres períodos. En octubre próximo termina mi gestión, ahí veremos qué pasa”, cuenta David Ortiz Parra (59), mandamás de una de las agrupaciones más representativas de la Ciudad del Deporte. “Doce clubes conforman la asociación, los que compiten con igual número de series, seis infantiles y seis adultos. Y con una singularidad: es la única que tiene una cuarta adulto. En Viña y en todo el país, tal vez, no existe esa división a nivel de ANFA”, dice el máximo directivo de la institución fundada en 1957.

“Forestal es pura pasión, su gente exterioriza la pasión por el fútbol amateur. Todos esperan con fervor el día jueves, cuando comienzan las fechas de un campeonato que reúne una gran afluencia de público. Si consideramos a los socios, hinchas y jugadores de doce clubes, nos están acompañando cada fin de semana unos cuantos miles de personas”, sostiene Ortiz, quien entregó en diciembre pasado el trofeo de campeón y subcampeón de su organismo a Huracán Sur y a Olímpico. “Ambos participarán en el Campeonato de Campeones de la Quinta Región, y Tranque Vergara, que el domingo empató a dos con Ventanas, se jugará su opción en el partido de vuelta. Si le va bien como visita, serán tres nuestros representantes en aquel torneo”.

Asumió Forestal hace diez años, ¿en qué estado la encontró?   

Con un directorio interino ya que fue intervenida por asuntos reglamentarios y por otros, enumerarlos sería extenso. A raíz de eso, fue complicado regularizar una institución endeudada, lo que costó la salida de los dirigentes anteriores. Entonces apostamos a un manejo más holgado y transparente, centrado en lo que es la esencia amateur, y apretándonos el cinturón al máximo. Así pudimos adquirir una sede propia de dos pisos con oficina para cada dirigente, lo que es un patrimonio para Forestal. Esto es vital para una fundación amateur más que algunos logros deportivos, los que tenemos de hecho.

¿Como cuáles?

Siempre hemos disputado finales y semifinales de torneos locales y regionales, es raro no ver a nuestros clubes en esas instancias. Lo deportivo ha tenido un rol destacado, pero no había estabilidad ni crecimiento. Un presidente tiene el deber de velar por sus asociados y exigirles compromiso con los fondeves deportivos, y no aparecer con otros directorios, por ejemplo. Mi meta, junto con logros competitivos obviamente, es motivar a los dirigentes nuevos para que no se pierdan. Muchos no tienen el conocimiento para manejar la actividad amateur, aún creen en los mecenas, que ya no existen. Cuando yo jugaba venía uno y me compraba zapatos. Hoy todo ha cambiado.

Dijo que sus clubes siempre están en instancias finales…

Sí, fuimos campeones de la región el 90 y, a nivel juvenil, el 2004. También disputamos una final con Quintero, perdiéndola como visitas. Pero constantemente hemos sido animadores, incluso, debido al nuevo método de la asociación regional para evaluar a sus clubes, ahora tenemos dos cupos y medio para la Copa de Campeones. Y, como dije, si Tranque Vergara elimina a Ventanas, tendremos tres clubes representando a Viña. Sólo Achupallas y Nueva Aurora tienen la misma cantidad de cupos, las demás cuentan con medio nomás.

¿La Casa del Deporte y la municipalidad les brindan apoyo?  

Sí y sé que es difícil cumplirles a todos, lo tengo muy claro porque las necesidades en nuestro fútbol son grandes. Si detallamos, son muchos los gastos del municipio y de la Casa del Deporte: los estadios necesitan mantención periódica, como todo recinto municipal; tenemos el tema de la luz, del agua, de camarines, de cosas no mínimas (…) Sabiendo de esas privaciones, ha habido algunas diferencias con las autoridades, pero las hemos tratado personalmente para solucionarlas. Esa es la única forma de remar para el mismo lado, directamente, así generamos consenso. Y entendiendo de que a veces no las pueden cubrir todas, insisto.

¿Qué necesidades les han podido cubrir? ¿Distingue algún cambio a partir del mandato de la alcaldesa Virginia Reginato?

Existe un cambio, claramente. La alcaldesa le ha dado un gran apoyo a la actividad, que no lo tenía, y desde su llegada los clubes han crecido. En Forestal, en más de veinte años, todas las instituciones han progresado gracias al Fondeve Deportivo. Hoy, la gran mayoría tiene cómodas sedes, además, nuestro campeonato oficial se juega también en un complejo municipal, el Jonathan Araya. Ahí tenemos una necesidad cubierta, por ejemplo.

¿Cómo ha manejado su asociación?

Regularizando la situación del 2006, ya descrita, y entendiendo que los clubes deben desarrollarse, algo elemental. Afortunadamente conseguimos una sede propia, un orgullo patrimonial para todos nuestros clubes. Cada uno posee una copia de la propiedad inscrita en el Conservador de Bienes Raíces, entonces esto demuestra un trabajo serio y el esfuerzo de dirigentes que llevan muchos años acompañándonos. Lo lamentable, sí, es la poca renovación de directivos.

¿Y las metas para este año?

Seguir ordenándonos en todo y, entre otros proyectos, levantar la primera cancha con pasto sintético de Viña del Mar en el estadio Las Torres. Sería el único recinto municipal con ese tipo de césped y, también, la única competencia oficial a jugarse en un piso con esas características. Si concretáramos esa meta, crecería el estatus de la asociación y del deporte de la ciudad. Y otro de los desafíos es ver clasificado a Tranque Vergara a la Copa de Campeones, donde ya tenemos dos equipos que empezarán a luchar por ella a fines de febrero.

David Ortiz, dirigente activo y de asidua presencia en la Casa del Deporte –donde muestra su desvelo por el fútbol aficionado de su Viña natal-, finaliza diciendo que “agradezco en gran medida la importantísima ayuda de la alcaldesa, quien desde el 2004 y de antes, de cuando era concejal, nos ha facilitado todo tipo de utilería, subvenciones para los árbitros y otras cosas que también agradecen los clubes. Sin ese apoyo, habría muchos inconvenientes, pero los miembros de Forestal se motivan con dicha implementación…

“No es fácil complacer a todos porque, en nuestro caso, hablamos de doce clubes y de la misma cantidad de divisiones. O sea, cuesta un mundo entregar utilería a un verdadero regimiento de deportistas. Doce juegos de indumentaria anuales o cada dos años, ¿¡cuánto significan!? Una cifra tremenda. También es el momento de que los estadios sigan dando un correcto servicio a sus usuarios con canchas, camarines y baños en buen estado. El municipio ha invertido en los recintos, reparándolos y manteniéndolos a pesar del carísimo costo. Entonces, el reconocimiento a la señora Virginia y a la Casa del Deporte siempre estará. No conozco a algún dirigente en Viña que no agradezca su gestión”.