Sebastián Rozental: El sello que caracterizó a nuestra generación fue la garra y fuerza para dar vuelta resultados

04

 

Un Rozental íntimo y familiar repasa a fondo un notable tercer puesto, una trayectoria loable y su vínculo con la Ciudad del Deporte. Y convoca: “Ojalá el hincha de Viña llene Sausalito para apoyar a la Sub 17”.

¿Qué ocurre si el capitán de la Roja Sub 17 del 93 malogra su penal ante Polonia? “No habríamos empatado ni hubiésemos definido por penales, y nos quedábamos con un injusto cuarto lugar nomás”, dice a la CASA DEL DEPORTE uno de los frontman de aquel seleccionado que en el Mundial de Japón -empero el bronce- se consagró como el mejor equipo. “Dos días antes de la definición hubo un tifón, por lo cual la FIFA planteó suspenderla y entregar el tercer puesto a los dos. Polonia aceptó, nosotros no”, recuerda el padre de Daniel (20) y de Lucas (7), y nieto de Moisés, tesorero del Everton campeón en 1976.

El “11” del cuadro dirigido por Leonardo Véliz, cordial y desprendido, después de caminar 200 metros desde su oficina de la Av. Vitacura hasta el lugar de esta reunión, amplía. “Perdíamos 1-0 faltando dos minutos para el final, entonces Dante Poli hizo una jugada espectacular, dribleando, y se tiró. No me pareció falta, pero era cobrable. Y cuando me puse frente al balón, con una presión tremenda, me acordé de todo: de mi familia, de las cartas de apoyo que recibí, de (Carlos) Caszely… Pateé abajo, el arquero fue para el otro lado y sentí un gran desahogo porque íbamos a la ronda de penales”.

¿Cómo viviste los lanzamientos marcados con categoría de avezados?

Estábamos todos abrazados, con mucha confianza, teniéndole harta fe además a Ariel Salas, quien atajó dos. Por lo tanto fue importantísimo. Y si revisas los cuatro, te darás cuenta de que fueron excelentemente pateados. Sí, exactamente, con categoría de tipos grandes. El “Pato” Galaz, Héctor Tapia, Frank Lobos y Nelson Garrido los acertaron con una clase impresionante eligiendo un costado. El de Nelson, el 4-2 final, fue un poco más fuerte, asegurando con empeine. A mí me correspondía el quinto, afortunadamente no fue necesario.

Fue especial para ti Japón 93, culminado en septiembre…   

Bastante porque el partido definitorio se disputó el 4 de ese mes, tres días después de cumplir 17 años. Mi papá -Lázaro- estuvo de cumpleaños el mismo 4, pero no pudimos festejar juntos porque volvió a Chile con mi mamá antes del tercer puesto. Y ella, María Amalia, celebra el suyo el 16, fecha de mi debut en Primera contra Independiente de Argentina el 92. Es decir, en ambos cumpleaños hubo cosas muy relevantes en mi carrera.

“BLATTER Y HAVELANGE DIJERON QUE EL VERDADERO CAMPEÓN FUE CHILE”

Sebastián, comentarista de DIRECTV durante cinco años -“renuncié en diciembre”, revela- y hoy trabajando junto con Fernando Felicevich, “representante de Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Gary Medel y de varias figuras de la Selección”, repasa la campaña previa al duelo con Polonia y da una pincelada a la etapa preparatoria.

“Uno de los primeros encuentros de preparación fue contra Argentina en Mar del Plata, donde sufrimos el primer miedo escénico. Jugar de preliminar a un Boca-Independiente en un estadio repleto nos sirvió para enfrentar desafíos internacionales, como el debut en Hiroshima. En la planificación fue clave el rol de la federación porque le dio confianza y tiempo al “Pollo” (Leonardo) Véliz, efectuando giras y una gran cantidad de partidos”.

Mencionaste Hiroshima, ciudad del estreno. ¿Qué pasó ahí frente a China?

Nos pasó la cuenta el nerviosismo propio de un debut, y de un escenario, cancha y país distintos. Hasta la pelota era diferente. Perdíamos 2-0, pero por lo menos pudimos empatar con goles de Manuel (Neira) y uno mío. El 2 a 2 fue un tiro libre indirecto dentro del área, bromeábamos por lo de la muralla china porque todos los rivales estaban metidos en el arco.

¿Y en los otros dos encuentros de la primera fase con una soberbia remontada contra Polonia? 

A Túnez, un rival africano pero sin la potencia física de los de raza negra, lo vencimos 2-0 con solidez, jugando muy bien. Y frente a Polonia mostramos el sello que caracterizó a esa generación: garra y fuerza para dar vuelta resultados. Así, tras ir perdiendo 3-1, anoté el descuento y Neira el empate que nos clasificó a la fase siguiente.

¿El triunfo sobre la República Checa fue el más importante y la derrota con Ghana en semifinales escapó a lo netamente deportivo?

Sí, porque el checo fue uno de los mejores equipos de la primera ronda, no era fácil eliminarlo. Ese día jugamos el partido más contundente del Mundial, mostrando una amplia gama de recursos. El golazo de Héctor, los dos tantos de Manuel y mi penal establecieron el 4-1 y la mencionada contundencia. Ghana, en tanto, tenía jugadores visiblemente mayores, había tres muy grandes: Duah, Addo y, si no me equivoco, Kuffour. Tuvimos una sola ocasión clara, una mía en el primer tiempo cuando el balón pasó pegado al palo, y después casi no lo tocamos. Entonces, ni una posibilidad de imponernos.

¿Chile mereció el título, Sebastián?  

Joseph Blatter, secretario general de la FIFA en ese momento, y Joao Havelange afirmaron en la premiación que el verdadero campeón fue Chile y, también, que la verdadera final fue la disputa por el tercer lugar. Además dijeron que desde ahí las reglas cambiarían por la edad y diferencia física de los africanos… Ricardo Abumohor también estaba en la ceremonia, lo destaco porque ha sido uno de los mejores dirigentes chilenos de la historia, por no decir el más.

Tú eras el líder del equipo… ¿O Héctor Tapia, Dante Poli…?

Yo no me atribuyo ninguna importancia porque mi rol estaba en lo estrictamente futbolístico. Más líderes eran Dante, Ariel Salas… Imagínate: el segundo capitán era Héctor, pero Dante fue más caudillo que él y que muchos. Nunca he creído en uno solo porque en un plantel siempre habrá cuatro o cinco con diversos tipos de liderazgo, y lo de la jineta es relativo.

¿Y cuál es tu concepto de Leonardo Véliz?

El “Pollo” fue un papá para nosotros, más allá de sus conocimientos técnicos y tácticos. Condujo un grupo compuesto por el profesor Óscar Solinas que nos guio en todo orden: en saber tomar decisiones, en privilegiar lo humano antes de lo futbolístico… A esa edad uno no es profesional, sino un niño que se apasiona e ilusiona con jugar, entonces él y el “profe” fueron clave. Y no olvido a don Bernardo Bello, un técnico presente en el inicio del proceso, ni a Andrés Alvarado, un directivo que nos apoyó desde el clasificatorio de Colombia. O sea, hablo de una familia más que de entrenadores.

EL CACIQUE, LA UC Y LA MAGIA DE LA ROJA

En este diálogo profundo, la “cábala” de Colo Colo en algún instante de su niñez enumera a la CASA DEL DEPORTE sus mayores alegrías como futbolista. Antes aclara: “Fui mascota todo el 86, cuando mi ídolo era Roberto Rojas y mi papá dirigente del Colo Colo campeón ese año. Fui hincha fanático hasta los quince. Y en Católica me probó el ‘Negro’ (Héctor) Pinto, después me vio Óscar Meneses y debuté oficialmente contra Unión Española en la Liguilla para la Copa Libertadores del 93. En el Monumental, ganamos 1-0 con gol de Juan Carlos Almada.

“Es difícil elegir ‘el’ momento de mi carrera, sin embargo atesoro cuatro imborrables: el Mundial Sub 17, la despedida de la UC en San Carlos contra Cobreloa clasificando a la Libertadores con dos tantos míos… Eso fue el 96, antes de irme a Escocia. También el debut en el Glasgow Rangers anotando un gol y el otro es el partido de la eliminatoria de Francia ante los uruguayos, ganándoles 1-0 con un cabezazo de Marcelo Salas. Ese día, muy emotivo, sentí realmente lo que es jugar por la Selección acá en el Nacional escuchando nuestro himno”.

“VIÑA MERECE SER LA SEDE PRINCIPAL DEL MUNDIAL POR SU IMPORTANCIA E HISTORIA”

“Es estrecho mi vínculo con Viña y con Everton, al que en mi infancia lo vi muchísimas veces en Sausalito. Mi familia materna es viñamarina y mi abuelo paterno fue directivo del Everton campeón el 76. Entonces ambos siempre han sido importantes para mí. Sausalito, donde estuve para la Copa América, es el estadio más atractivo de los nuevos porque no me gustan las canchas con pasto sintético y pista atlética. Quedó bellísimo. Es un privilegio asistir en Viña a una Copa América y ahora a un Mundial Sub 17 (…) La ciudad merece ser la sede principal de un Mundial por su importancia, tradición e historia”, comenta el también ex delantero de Independiente de Avellaneda, Colo Colo, Unión Española y de dos clubes israelíes. “Jugué seis meses en el Maccabi Petah Tikvah y un año por el Maccabi Netanya, donde me retiré el 2008”, explica.

No resultó tan favorable para la Sub 17 de Miguel Ponce la etapa inicial, ¿concuerdas?

No es fácil porque, al margen de rivales exigentes, el proceso no comenzó de la manera correcta. A pesar de esto y a la falta de tiempo para una adecuada preparación, estoy esperanzado en el éxito de nuestro equipo. Miguel es un entrenador joven y capaz, con ganas de guiar a sus dirigidos a lugares que inciten al público, y tenemos jugadores con condiciones.

¿Qué factor te preocupa?

La hinchada un poco, la cual debe entender que los seleccionados son niños de 16 años y no profesionales. No están preparados aún. El papel del público debe ser clave en el debut y después en Sausalito, donde tiene que hacer sentir la localía de la Selección. Si el hincha actúa negativamente le hará daño al jugador porque a esta edad la presión afecta. Sólo le pido a la gente paciencia y aliento a nuestros muchachos, y hago un llamado al deportista de Viña para llenar Sausalito en los partidos decisivos contra Nigeria y Estados Unidos. La ilusión de estos niños chilenos, tal vez, dependerá del apoyo de la CIUDAD DEL DEPORTE.

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s