Jorge “koke” Contreras: Mi temor para la Copa América es la mentalidad de los jugadores, que Valdivia, Medel y Vidal se salgan de sus casillas

El especialista en balones detenidos y actual DT se reunió con ciudaddeldeporte.com. En la cita reeditó su paso por dos Copas América, analizó la labor de Bielsa, de Sampaoli y el desafío de la Roja en 2015.

Inolvidable. Maestro del massé. Dueño de una pegada eximia que hacía temblar a los rivales. Cuando había un tiro libre, los hinchas de sus clubes se frotaban las manos. Sabían que el gol era inminente. El disparo del “Koke”, un conjunto de primor, inspiración y de sincronización, no se olvida. Tampoco su arte y manual, ni ese bello gesto técnico digno de un bailarín para poner su botín en el balón. Es el “Maradona Chileno” -“así me apodaron en España”, explica-.

A las 14 horas del viernes 2, la CASA DEL DEPORTE se reunió con Jorge. En un salón de la pastelería Roggendorf -a pasos del Apumanque-, recordó su origen, su trayectoria en clubes, las dos Copas América en las que manejó los hilos de la Roja, y volvió al presente para referirse a la Selección de Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli y al torneo continental que organizará nuestro país en junio próximo. En ese lugar, junto al ex creador-definidor de Palestino, Las Palmas, U. Católica y Colo Colo (entre otros colores), amagamos e hicimos cachañas a los 33 grados de Santiago.

¿Cómo llegaste a golpear tan bien el balón, quién te inspiró?

El primero fue “Chamaco” (Francisco) Valdés, lo vi por televisión por el Colo Colo ’73 y dije, ‘quiero jugar como él’. Yo tenía 12 años. La precisión y la técnica que tenía para habilitar a Carlos (Caszely) eran perfectas. Y cómo pateaba los tiros libres… Yo era 9, hacía muchos goles y desde entonces quise ser 8. Siempre me gustó generar fútbol. A “Manolo” (Manuel Rojas), Zico y a Michel Platini también los admiré mucho, eran tan simples para jugar. De hoy, me gusta Toni Kroos. Y practicar siempre después de los entrenamientos es fundamental, eso me ayudó muchísimo.

¿Hubo otra práctica que te ayudara a perfeccionar tu especialidad?

Sí, el pool. Desde niño lo vi jugar y aprendí a hacer efectos, me fijé en cómo le pegaban a la bola. Esos golpes los utilicé en el fútbol, desarrollé el massé, le empecé a pegar para abajo a la pelota. A enterrar el pie en el balón para darle el efecto necesario y para que fuera girando en el aire.

¿De qué club eres hincha?

(Sonríe) Ahora, de la UC. Cuando chico era fanático de la U, por Pedro Araya y Leonel Sánchez, y porque el azul siempre ha sido mi color preferido. Los iba a ver entrenar, el “Lulo” (Jorge) Socías era mi ídolo y me encantaba el juego de Jorge Luis Ghiso. Ahí vi al “Bambino” (Héctor) Veira el ’77, tiraba rabonas como si le pegara con su pie normal, le daba con un fierro. Y la primera vez que enfrenté a la U, Socías me regaló su camiseta, imagínate, un tesoro para mí. Yo quería jugar en la U…

Empecé a identificarme con la UC cuando jugué por ella entre el ’89 y ’92. Es un club de lujo. Yo venía de España donde no había visto instalaciones y un complejo como el de Católica. Me impresionaron sus comodidades y su infraestructura, de nivel mundial. Además, hice buenas campañas, hartos goles, jugamos Copas Libertadores. Era el mejor club de Chile, lejos. Después pasé a Colo Colo y a otros equipos, pero seguía yendo a ver a compañeros y amigos. También trabajé en cadetes y el “Chemo” (José del Solar) pidió que yo fuera su ayudante técnico, lo mismo Fernando Carvallo.

Eres azul y cruzado, sin embargo te formaste en Palestino. ¿En qué año llegaste a la tienda árabe?

Antes de ir a Palestino, fui muchas veces a probarme a Católica porque era lo más cercano a mi casa. Entrenaba en Santa Rosa de Las Condes. El ’76, Palestino estuvo practicando en La Dehesa, fui y quedé en la juvenil. Carlos Astaburuaga era el técnico. Y debuté en el primer equipo en Sausalito, en el verano del ’79… Claro, tuve el gusto de jugar con el trío dorado: Óscar Fabbiani, Elías (Figueroa) y Manuel Rojas… “Don Caupo” (Caupolicán Peña) me hizo jugar de 9 frente a Everton, fue un amistoso, hice dos goles en el primer tiempo y ganamos 5-0.

Nacido en 1960, el armador de la Roja subcampeona en la Copa América de 1987 revela su seno personal. “Nací en Lo Barnechea, donde jugaba por el Juventud Católica hasta que llegué a las cadetes de Palestino. Mis padres son Verónica Lira y Pedro, fallecido el 2006. Somos siete hermanos y Angella Candelori es mi pareja. Con ella soy padre de Fabrizio, Franco y Pierina. Y tengo dos hijos mayores: Jorge y Sebastián”. Y riendo dice que “y ya soy abuelo desde hace tres meses”.

La afición de Las Palmas te recuerda mucho, anotaste una importante cantidad de goles en España, incluso unos inolvidables a Real Madrid y a Barcelona…

Sí, me escriben, me estiman harto. Estuve con ellos hace un par de años y se acordaban de todo, de los goles al Barcelona, al Real… Me tienen en un sitial importante, jugué seis temporadas allá y marqué más de noventa goles. Los dos tiros libres al “Barza” son muy recordados, quedaron muy vivos en la retina de la hinchada, la que hablaba mucho de mi golpe franco, que una falta libre era prácticamente gol.

Luego de dirigir fugazmente a otros clubes, ¿qué estás haciendo hoy?

Soy jefe técnico de las cadetes de Barnechea y este año, paralelamente, me haré cargo de la Sub 19. Dirigí poco tiempo a primeros equipos, debuté en La Calera el 2008, estuve en Puerto Montt y fui ayudante de Mario Soto en Cobreloa… Mario se enojaba harto conmigo porque yo defendía el trabajo de Marcelo Bielsa (sonriendo).

Copa América 1987 y un 4-0 memorable

En Argentina, la Roja fue subcampeona. Refresca ese torneo en el que administraste a tu equipo para lograr una goleada sobre Brasil. De tu pie nacieron dos tantos…  

Es el mejor recuerdo que tengo a nivel de selección, el 4-0 a Brasil siempre lo he considerado como el partido perfecto. En esos años nos metíamos atrás, aguantábamos como fuera cuando el rival era superior, no como ahora. En el primer tiempo no llegamos casi nunca y tuvimos un arquero impresionante: miraba a Roberto Rojas y veía su evolución, me tenía loco, atajó todo, todo. Terminando la primera parte, serví un tiro libre que Ivo (Basay) marcó de cabeza y en la segunda, seguimos jugando, Brasil atacaba y el “Cóndor” sacaba arriba y abajo. El cuarto fue un golazo, generado por (Fernando) Astengo. Ellos no lo creían, pedían la hora, no querían que les hiciéramos más goles. Nos salió todo redondo.

Fue un triunfo doblemente especial para ti, esa noche cumplías 27 años (3 de julio de 1960)…

Fue una noche muy importante para mí, por la victoria, por cómo jugué y por la delicadeza de los compañeros. Estábamos todos felices por haber eliminado a Brasil y, tras la comida en el hotel, apareció una torta como postre. En ese momento, todos me cantaron el “Cumpleaños feliz”.

En semifinales, sortearon a una notable Colombia en 120 minutos…

Un notable rival, justamente, liderado por Carlos Valderrama y René Higuita. Jugamos mejor aún y más sueltos, fue un encuentro muy apretado, en el primer tiempo del alargue nos hicieron el 1-0 con un penal raro que cobró el brasileño (Romualdo) Arppi Filho. Los chicos le dijeron de todo, ‘claro, como eliminamos a tu país nos robas’. Pero tuvimos la fortaleza de seguir jugando muy bien e insistiendo el “Pillo” (Jaime) Vera anotó el 2-1 final.

Y la final fue con un Uruguay que, por razones reglamentarias de entonces, había jugado un solo partido conforme a su condición de campeón vigente: la semifinal frente a Argentina…

El error más grande fue ir a la guerra. Me llamó mucho la atención y me preocupó la arenga de nuestro entrenador (Orlando Aravena), en la charla nos dijo, ‘no quiero ningún cobarde aquí, demostrémosles que nosotros también somos guapos y que no nos vengan a pegar’. ¿Para qué? ¿Por qué no habló del partido en sí? Y quedó la escoba, hubo patadas por todos lados. Debimos haber jugado, si los uruguayos no son buenos para el fútbol, ellos meten nomás. Fue una final muy friccionada, el que hacía el gol ganaba. Y así fue. A Roberto, que había creado expectativas, se le fue una pelota fácil al córner y de éste salió el gol de ellos.

Chile 1991

Da una mirada al ’91, año en que disputaron la fase final con Brasil, Colombia y con una selección argentina simplemente imponente…

Había ilusiones y teníamos equipo para haber logrado algo más, pero estaban una Argentina muy fuerte, Colombia y Brasil, aunque no tanto. Previo a la ronda final derrotamos a dos buenas selecciones, Perú y Paraguay, a la que goleamos 4-0. Lamentablemente se creó una situación mediática que conspiró con nuestro rendimiento: a Arturo (Salah) casi no lo dejaron trabajar debido a la Libertadores que poco antes había ganado Colo Colo, lo confrontaban con Mirko Jozic. Dudaban de Arturo, había típicos cuestionamientos de nuestro fútbol. Eso fue dañino…

Si revisas los resultados, perdimos sólo dos partidos, 1-0 con Argentina y 2-0 con Brasil cuando definimos el subtítulo en una cancha en precarias condiciones producto de la lluvia y del intenso trajín que se le dio. Recuerdo que los dos encuentros contra Argentina fueron muy apretados y que uno de ellos fue absolutamente anormal, por la excesiva lluvia que cayó antes y durante el desarrollo del juego. Y vuelvo al tema Salah-Jozic: el ambiente y la prensa que los comparaba, nos afectó. En torneos importantes se debe apoyar a la Selección sí o sí.

Roja 2007-2015

“Hay una generación y un resurgir de nuestro fútbol en el que tiene mucho que ver Bielsa, antes de su llegada no estábamos tan bien considerados. Con otro técnico -para mí- no se hubiese hecho lo que está a la vista. No me vengan con lo que habla José Sulantay o Nelson Acosta, no, con Bielsa nació una nueva manera de jugar. Estableció una metodología y hábitos que el futbolista chileno no tenía, con el estilo que planteó erradicó las precauciones, el meterse atrás, jugar con cinco defensores… Desde el primer momento Chile jugó en campo rival, teniendo la pelota, presionando; ese cambio lo impuso él. Y es un tipo impresionantemente trabajólico, conoce bien a sus jugadores, a todos los rivales…

Por supuesto que hay un antes y un después de Bielsa, es un señor que vino e inculcó otra manera de jugar y de encarar los partidos. El 9, por ejemplo, Humberto Suazo, cuándo lo habíamos visto seguir a los zagueros y cuándo el jugador nacional salía a presionar arriba. Había excepciones, pocas sí, como Gary Medel que siempre ha presionado. Antes no se daba, ni siquiera la Selección del ’98, que mal no le fue porque estaba sustentada en dos fenómenos como Iván Zamorano y Marcelo Salas. El fútbol de Bielsa, y ahora el de Sampaoli, ningún técnico lo había practicado, nadie lo inculcó”.

¿Cómo se llegó a desarrollar un funcionamiento eficiente y reconocido?

Cumpliendo funciones, el fútbol es eso, dar misiones a cada uno de los componentes de un equipo, independientemente del esquema que utilice un técnico. El de Bielsa era un 3-3-1-3 y siempre fue fiel a ese modelo, nunca lo cambiaba. Tenía una especie de central-lateral, un volante y una especie de extremo volante que le daban una gran dinámica y un trabajo espectacular. Eso, jamás lo vi en nuestro fútbol. Es más, ya en el primer partido que él dirigió, contra Suiza el 2007, Chile pisó a cada momento el campo rival.

¿Notas alguna diferencia entre Bielsa y Sampaoli?

Las variantes en los esquemas, Sampaoli emplea más… Una vez conversé dos horas con Bielsa, el 2007. Quería hablar con el técnico de Católica y me mandaron a mí, quería saber de Medel y de Cristián Álvarez. Me preguntó, ‘qué le parece a usted Gary de central’, le dije que con nosotros juega de contención pero que puede rendir en esa función. Me dijo, ‘imagínelo marcando a (Martín) Palermo’, le respondí que quizá con la pelota en los pies puede ser, pero que en el juego aéreo capaz que pierda. ‘No creo -señaló-, Medel es uno de los que mejor juego aéreo tiene en Chile’. Y, entre otros temas, aclaró que Matías Fernández es mucho más táctico que Jorge Valdivia y que Luis Jiménez, aunque Valdivia es más inteligente…

También comentó que a dos jugadores no los iba a nominar nunca, Arturo Sanhueza y David Pizarro. ‘Hablan de Pizarro, la prensa lo pide, pero no estará en mi selección por una cuestión netamente táctica. Ahora no es ni 10 ni contención, entonces, ¿dónde lo pongo?’, precisó. Quería preguntar sólo por jugadores de Católica y terminamos hablando dos horas y de enganches.

Copa América 2015, fiesta en Chile

¿Qué te parece el grupo de la Roja? Abordable en el papel, ¿no?

Absolutamente. Para mí, jugar en casa es un punto a favor, muchos dicen que la localía presiona. México podría ser competitivo, pero es casi un hecho que vendrá con una Sub 23. Deberíamos clasificar sin problemas, somos más que Ecuador y Bolivia. Mi único temor es la mentalidad de nuestro futbolista, ahí pongo mis reparos, todavía le falta seriedad y equilibrio, y por ahí está el motivo principal de que aún no seamos campeones. Siempre pongo el ejemplo de Alemania: qué jugador se sale de libreto, ninguno, y eso nos pasa a nosotros. Acá hay algunos que se desvían del objetivo porque quieren ser protagonistas…

Sinceramente, temo cuando Arturo Vidal y Alexis Sánchez quieren tomar el protagonismo, pasó hace un par de amistosos y fueron un desastre. Equilibrio nos falta para consolidarnos y ser campeones. La conducción de Sampaoli es correcta, imprime una dinámica que hace temer a todos los rivales, pero para mantenerla tienen que estar todos muy metidos en sus funciones. Porque Argentina es potencia, Brasil vendrá con otro carácter, Colombia es una muy buena selección… Hay muchas expectativas, yo también las tengo, pero mi única inquietud son los jugadores. Que Valdivia, Gary y Vidal se salgan de sus casillas.

¿Compartes una eventual nominación de Mauro Zárate y de otros nacionalizados? Algunos seleccionados han discrepado respecto a esa posibilidad…

En el caso de Zárate, no me parece. Tenemos jugadores como él, no es una figura diferente o superior a las que hay. ¿Para qué nacionalizar a un jugador para que sea una alternativa? Ahora si es Messi o alguien que te va a ganar partidos, sí, podría ser.

Viña, Ciudad del Deporte

“Es una delicia vivir en Viña del Mar, el ’97 residí en un edificio ubicado en 5 Norte con 2 Oriente cuando jugué por Wanderers. Fue un año precioso, iba mucho a pescar a Reñaca. Viña es espectacular, una ciudad que le da un importante fomento al deporte con montones de disciplinas, tenis, rugby… Los espacios que ha creado en la costa para el desarrollo de tanta gente son notables. El “Coca” Mendoza me ha hablado de las escuelas de fútbol que organiza la Casa del Deporte y del apoyo que la municipalidad le da a todo tipo de actividad…

El 2008 tuve la suerte de jugar Showbol contra Argentina en el Polideportivo, jugó Maradona, fue un partidazo que ganamos a última hora con gol del Coca. Fue un suceso ese partido, había muchas figuras internacionales. Son recuerdos muy lindos”.

Everton y Sausalito son especiales para ti, marcaron tu estreno en el profesionalismo…

Everton es un equipo de lujo que debería estar siempre en primera, por tradición, por Viña. Lo seguí el ’76 cuando fue campeón con José Luis Ceballos, Mario Galindo, el “Flaco” (Jorge) Spedaletti, Mario Salinas… Y Sausalito es un lugar al que todo futbolista le gusta ir, fue muy importante en el inicio de mi carrera, debuté en él haciendo dos goles. Es muy bonito, con la laguna al lado, y es muy rico para jugar. Cuando debuté el ’79 coincidimos con el festival y nos concentramos en el (Hotel) O’Higgins, que estaba lleno de artistas.

Inolvidable el Koke, un artista, cómo le daba con esa diestra prodigiosa que brilló en Argentina 1987 y en Chile 1991. Tuvimos la fortuna de asistir a sus funciones en las que creaba y además concretaba como el nueve y medio que esencialmente fue. Y de admirar sus matemáticos balonazos de 40 y 50 metros -y sus “golpes francos”- que expedía con la sutileza de un crack del billar o del pool. El Koke Contreras, un maestro inolvidable.

Mario Ramírez Escudero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s