Dunga: En el Mundial, Chile fue una selección compacta, agresiva y con mucha velocidad

El entrenador de Brasil, estrella en el Mundial de 1994, brindó sus últimos minutos en Chile a ciudaddeldeporte.com

Veinticuatro horas estuvo en nuestro país el CAMPEÓN MUNDIAL en Estados Unidos 1994, cita máxima en la que como capitán levantó el cuarto trofeo planetario para el Scratch. Carlos Caetano Bledorn, conocido en todo el globo como DUNGA, conversó con la CASA DEL DEPORTE a partir de las 23.30 horas del martes 21. Momento en que levantó el fono de la habitación 1078 del Hotel Sheraton para, muy cortésmente, atender el llamado de la CIUDAD DEL DEPORTE antes de emprender el vuelo a su tierra a las ocho de la mañana de hoy miércoles.

En su breve paso por Santiago, el ex volante gaúcho visitó diversos centros deportivos con miras a la Copa América 2015, y acompañó a la Fundación Ganamos Todos y a su presidente Harold Mayne-Nicholls en su cátedra ofrecida a alumnos de la Universidad Católica…

“Elías (Figueroa) jugó antes que yo en el Internacional de Porto Alegre, a mí me tocó aparecer en 1980, año en que hice mi primer partido profesional. Pero sí jugué con Don Elías -recuerdo- por una selección sudamericana en Asia. Oficialmente no alcancé a ser su compañero porque él estuvo en Brasil hasta 1976. Y sí, soy torcedor (hincha) del Inter, siempre…

Cuando niño admiré muchísimo a (Paulo Roberto) Falcão, a Figueroa, a José Batista -que actuaba en mi puesto-, a Jair (Gonçalves), al portero Manga… Como hincha del Inter eran mis jugadores, ellos ganaron los primeros títulos brasileiros de la historia en una etapa muy exitosa. Inter ganó todo en esos años, el ’75, ‘76”, marca el sustituto de Felipão en el banco de la Seleção.

Aún resuena el Mundial, Dunga. Sus ecos no se acaban después de tres meses. ¿Qué le pareció la Roja en Brasil?

Jugó un gran fútbol, hizo excelentes partidos, encantó a todos. Con España hizo un partidazo, uno de los mejores del Mundial, y con Brasil también brindó un gran espectáculo. Lamentablemente no se dio para ustedes, pero merecieron más. Fue una selección compacta, agresiva y con mucha velocidad. Sí, es cierto, la figura fue todo el equipo, todos los jugadores hicieron una buena performance…

De hoy destaco a Alexis, está muy bien en Arsenal, con mucha fuerza. También al de la “Juve”, Vidal, es un jugador con una potencia y temperamento impresionantes. Chile en todas partes tiene valores de enorme calidad. Y del pasado, además de Don Elías, recuerdo a Caszely, Zamorano, Salas… Grandes jugadores que fueron campeones, figuras de nivel mundial.

Su opinión de Jorge Sampaoli…

Bien el entrenador, muy bien. Ha hecho un reconocido trabajo que demostró en Brasil y en juegos amistosos previos al Mundial. Y en las eliminatorias. Después de Marcelo Bielsa, quien igualmente hizo un trabajo sensacional, Sampaoli paró un equipo que ha llamado la atención a nivel internacional.

¿Qué pasó con Brasil?

Muy difícil hablar de eso, de algo inesperado e increíble. Todos nosotros, como brasileiros, queríamos que nuestra Selección fuera campeona, naturalmente… ¿Qué pasa si hubiesen estado Ronaldinho, Kaká, Ganso y otros me preguntas? Es complicado, sólo el entrenador sabe y decide, él tiene que escoger a los seleccionados, ¿no?

¿Qué me dice de la estruendosa derrota ante Alemania, de ese 1-7 que se convirtió en la mayor humillación de los mundiales?

Hasta el momento nadie sabe qué realmente pasó, ni uno que es brasileiro. Son de esas cosas increíbles que da el fútbol, situaciones que se dan cada sesenta años, como el Maracanazo de 1950. Es difícil la respuesta, fue algo que nos conmocionó a todos en nuestro país y creo que a todo el mundo.

Alemania fue el legítimo campeón, ¿no?

Por todo lo que hizo durante el campeonato, sí. Ganó en el momento justo, tuvo algunos problemas en primera ronda pero cuando avanzaba el Mundial, se afirmó contra las grandes selecciones… Sí, fue el justo campeón Alemania, aunque Argentina perfectamente pudo quedarse con la final.

DUNGA RASTREA BÚNKER. Ayer visitó el Monumental y el Centro Deportivo Azul…

Vine a ver instalaciones para la Copa América, miramos cuatro o cinco muy buenas y lindas, con estupenda infraestructura. Ahora tenemos que esperar el sorteo del 27 de noviembre, que se realizará en Viña del Mar. Ahí fijaremos el lugar en el que nos concentraremos el año próximo… No, no sé todavía si vengo al sorteo porque en ese período estaremos en Europa jugando algunos partidos, mirando otros y evaluando jugadores.

¿Cuál fue el recinto que más le atrajo?

Todos están muy bien, va a depender en qué puesto o ciudad juguemos la Copa, pero todos los que vimos nos agradaron. Son de mucha calidad.

VIÑA ’91. ¿Qué recuerda de Viña, de la Copa América de 1991 que tuvo en Sausalito a figuras de altísimo nivel?

La ciudad es muy linda, muy rica, conocida en todo el continente. Tiene harta particularidad. Yo nací cerca del mar, por eso me gustó Viña: es más caliente y grata. Y esa Copa no la jugué, sí integré el plantel entrenado por Falcão que jugó en Sausalito y en Santiago. No fui titular. El ’89 sí estuve en el partido del Maracaná cuando (Roberto) Rojas acusó una lesión que a nosotros nos llevó al Mundial de Italia…

El grupo de Viña fue muy disputado y difícil, hubo buenas selecciones y jugadores de notable jerarquía. Brasil enfrentó a Uruguay y a Colombia, por ejemplo. Recuerdo que los colombianos nos ganaron (2-0) y que tenían a René Higuita, (Freddy) Rincón, (Carlos) Valderrama… Además jugaron el boliviano (Marco) Etcheverry, (Alex) Aguinaga, de Ecuador, y muchas figuras. Nuestro equipo también era de buen nivel, clasificó a la ronda final en Santiago.

ESTRELLA DESDE DOCE PASOS. En el Mundial de Estados Unidos ’94 escaló a la cumbre cuando vencieron a Italia. Fue la primera final de la historia resuelta por penales. Revívala junto a la Ciudad del Deporte…

Es el momento más alto de mi carrera: los penalties, Romario, Bebeto, como capitán alcé la Copa del Mundo, fuimos campeones después de 24 años… Le hizo bien a todo nuestro pueblo. Dedicamos el título a (Ayrton) Senna, nuestro joven automovilista muerto dos meses antes (1 de mayo).

Su penal fue decisivo y capital, se llenó de gloria en el Rose Bowl…

Hice el cuarto lanzamiento, el 3-2 con el que fuimos campeones porque el penaltie posterior que (Roberto) Baggio desperdició nos dio la corona. Fue dramático, habíamos empatado a cero, (Franco) Baresi también elevó su tiro y, cómo olvidarme, Romario anotó con gran calidad el suyo.

Linda historia. Con Pelé festejando en la tribuna y con el trofeo mayor mostrado al mundo por usted. Viña del Mar lo espera en junio próximo…

Gracias. Cariños y saludos a todos los deportistas de Viña, deseo que hagan una buena Copa América para que la gente disfrute y se divierta con un fútbol bonito y bien disputado.

Inter de Puerto Alegre, Corinthians, Santos -de Pelé-, Fiorentina y el Stuttgart, entre otros clubes, contaron en sus filas con el también subcampeón en Francia ’98, cita en la que no celebró a pesar de la plata. Lloró.

DUNGA, nacido en Ijuí (31-10-1963), a 450 kilómetros de Porto Alegre, hijo de María Verri y de Dirceu, casado con Wanda y padre de Gabriela, Bruno y Mateo, se suma al pedestal de campeones mundiales de las páginas de la CASA DEL DEPORTE. Y lo hace con la misma categoría con la que coronó un penal que simbolizó un cetro máximo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s