Felipe Miranda, campeón del mundo de esquí náutico: “el logro es de todos”

20140107100346-articulo-felipe-miranda-iv-31-dic-2013-635x300

El dueño de los aplausos en los morros charló a fondo con la ciudad del deporte. El mejor del planeta, un chileno, habló de su vida, pasiones, desafíos. De Viña y de todo.

Lejos de su lacustre y bucólico hábitat, pleno de arboledas, paz y quietud -donde se ubica el gran escenario de su vida deportiva, la Laguna de Los Morros, en San Bernardo-, la CASA DEL DEPORTE se reunió con FELIPE MIRANDA ARELLANO, el correcto deportista que el reciente 30 de noviembre se coronó CAMPEÓN MUNDIAL DE ESQUÍ NÁUTICO. Y que el 19 de diciembre recibió el premio al Mejor de los Mejores de 2013, simbolizado por el Cóndor de Bronce. Un galardón que vino a aclamar vertiginosos veinte años de prácticas y de halagos deportivos. De sacrificios, asimismo. Lejos de ese lugar plácido y capital para “Pipe”, optó por uno que dista radicalmente de su entorno. “Nos juntamos el martes 31 en la Ciudad Empresarial de Huechuraba. A las 10.30. En el café que está al lado de un hotel. Ese lugar nos acomoda a ambos”, fijó. Martes 31 de diciembre -no cualquier día-, el último de un año soñado para él. “Vengo del gimnasio, de la Clínica Meds, que es uno de mis auspiciadores. Hice trabajo físico y bicicleta entre las 7 y 9.30 antes de tomarme unos cuatro días de descanso. Tengo que tomar vacaciones, si no, no llego”, señala el natural de Santiago desde el 10 de mayo de 1986. “Traje el Cóndor y la medalla que me pediste para las fotos”, continúa. Esa medalla no es cualquiera tampoco: es la presea dorada que lo acredita como el mejor del mundo en su disciplina. Le preguntamos, inicialmente, por su vida personal. Responde: “Nací en la Clínica Las Nieves, en Las Condes. Creo que ya no existe esa clínica… Mis papás son Martita y Waldo, él tiene 59 años y no sé. Si digo la edad de mi mamá, me mata (se ríe). Mis hermanos, todos esquiadores, son Francisco (33), Rodrigo (31) y Tiare (25). Sólo Rodrigo sigue compitiendo, mi hermana se retiró hace un año y Francisco se dedicó a unos negocios. Estoy casado con Nicole Simon, la conocí en Viña hace seis años. Nos casamos el 29 de diciembre de 2012. Llevamos un año viviendo acá cerca, en Chicureo, Colina”, declara a la CIUDAD DEL DEPORTE el chileno que por primera vez dio a su país un título mundial absoluto de esquí náutico en overall.

 
El feudo de Los Morros fue reemplazado para esta entrevista -está dicho. Dio paso al asfalto, construcciones y al ruido de un sector invadido por oficinistas que, previo al mediodía, ya resisten el mercurio que se empina sobre los 29 grados. El almanaque marca que es el último día de 2013, el año de Felipe Miranda. De “Pipe”, considerado joven que hace dos semanas fue investido por el Círculo de Periodistas Deportivos (CPD) como el mejor de la temporada. Un reconocimiento que acarició rodeado por lo más calificado del deporte nacional: Christian Garín, Francisca Crovetto, Natalia Ducó, Cristopher Toselli, Nicolás Massú… Y por Cristián Valenzuela, invidente atleta paralímpico que en el Mundial de Lyon obtuvo oro en la maratón, el mismo metal que alcanzó en Londres 2012. Rodeado, además, por dirigentes, entrenadores, familiares y autoridades de gobierno. Entre éstos, el Presidente Sebastián Piñera, la ministra vocera Cecilia Pérez y el ministro del Deporte, Gabriel Ruiz-Tagle.

 
“Mis estudios básicos los hice en los colegios Saint George’s y San Felipe, después viajé a Estados Unidos a estudiar tres años en una universidad que me becó por el deporte. No seguí porque no estaba complementándolos bien con el esquí. Retorné para ingresar a la U Andrés Bello. Ha sido un karma para mí este tema, quiero terminarlos pero viajo mucho. Y la enseñanza media la hice en el Athletic Study Center, un colegio que ha acogido a varios deportistas. Al ‘Chino’ Ríos, al golfista ‘Benja’ (Benjamín) Alvarado, a Kristel Köbrich, a varios otros…

 
Háblanos de la Dinastía Miranda, un nombre propio en el esquí náutico de Chile.

 
Los cuatro éramos esquiadores. El 2007, en el Mundial de Austria, tuvimos la suerte de competir todos juntos. Yo quedé cuarto. También competimos en Río de Janeiro, cuando el equipo chileno estaba conformado por nosotros. Mi hermana Tiare fue campeona sudamericana, fue la mejor por mucho tiempo. Rodrigo fue tercero en salto en el Mundial anterior, en Rusia, el 2011. Y Francisco ganó un par de Latinoamericanos. Todos hemos tenido logros.

 
¿A qué edad comenzaste a entrenar y a competir?

 
Mis primeras prácticas las hice a los cinco años y a competir, empecé a los siete. Fue en la Laguna Aculeo. El ’95, cuando mi papá construyó la laguna artificial en Los Morros, nos dijo, ‘si se van a dedicar a este deporte, háganlo bien’. Vivíamos acá en Santiago y nos fuimos a San Bernardo. Fue un momento crucial para nosotros, ahí empezó todo.

 
¿Estás dedicado exclusivamente al deporte, Felipe?
Cien por ciento al deporte. Estuve trabajando un tiempo pero en este momento estoy dedicado mil por ciento al esquí. Es difícil combinar ambas actividades. Para lograr cosas importantes, hay que centrarse completamente. Afortunadamente, tengo las posibilidades para hacerlo. Ojalá todos los deportistas pudieran dedicarse por entero. Muchos, además de entrenar y competir, estudian y trabajan. Es sacrificado.

 
¿Cómo transcurre tu rutina diaria?

 
Me levanto a las 6.45, desayuno, y entreno de 8.30 a 13. Almuerzo, después descanso una hora y media. A las 14.30 retomo los entrenamientos hasta las cinco. Me voy al gimnasio dos horas y de ahí, a la casa. Esto, de lunes a viernes. Los días sábado practico medio día… El tiempo libre lo dedico al golf, tenis, fútbol y al mountainbike que me gusta mucho. Y a mi señora, por supuesto. Los tiempos no son muy flexibles, pero me los hago para ir al cine, a comer algo y para escuchar música. Me gusta de todo tipo: U2, La Oreja de Van Gogh, Ricardo Arjona, bachata, lo romántico cuando es necesario.
Para tu preparación técnica,

 

¿sólo entrenas en Los Morros?

 
Sí, absolutamente. Es el lugar ideal para mí. Lo netamente agua lo hago en Los Morros y lo físico, en Clínica Meds. Después de cuatro días de descanso, empezaré a entrenar normalmente, a un ritmo más tranquilo para enfocarme en los Juegos Odesur de marzo… O Suramericanos.

 
¿Cómo se desarrolla tu deporte, el overall y sus modalidades? 

 
El overall es la sumatoria de todas las modalidades, salto, figuras y slalom. En figuras, por ejemplo, se marca un tiempo, tienes veinte segundos para hacerlas. Debes hacer la mayor cantidad dentro de ese tiempo, sin repetirlas. Yo me especializo en las tres, ¡tengo que ser bueno en las tres! Algunos competidores no participan en overall, sólo se dedican a slalom. Cuando saltas, llegas a una altura de 15 o 16 metros y la máxima velocidad que agarras, es de unos 100 kilómetros. Y aptitudes para competir, ganas, nada más. Mi meta es meterme en medallas específicas, ganar un pódium en una de las disciplinas.
“Espero que el Ministerio del Deporte trabaje. Para mí, pertenece a todos los chilenos, no sólo a los deportistas. Hace tres años, Chile era completamente sedentario, con unas tasas altísimas. Estamos entre los países con más obesidad en el mundo. Atacar ese punto es muy importante, después vienen tareas a largo plazo para sacar más deportistas de alto rendimiento. Apoyar a los que hoy ya están, darles algún retorno económico. Que se fije metas como una jubilación para nuestros competidores. Por qué no. Algo que les dé tranquilidad para cuando dejen el deporte. Que tire el deporte para arriba, pero sin apoyar cien por ciento al fútbol. El ministerio es un tema país, si está firme y bien armado, y con visión a futuro, se traspasa también a la alcaldesa, a los alcaldes y a los municipios. Hoy en las calles se ve más gente en bicicleta, y más gente que trota. Como en Viña del Mar…

 
Tuviste dos lesiones importantes que te llevaron a contemplar un retiro…

 
Las que sufrí el 2008 en Medellín y 2009 en Calgary, Canadá. Fueron importantes porque se produjeron al inicio del torneo. La de Colombia fue una lesión de hombro que me demoró siete meses en recuperar, una recuperación relativamente rápida que me permitió volver a hacer mis marcas. Fui un poco irresponsable al volver tan pronto, porque después, en Calgary, tuve otra caída que nuevamente afectó mi hombro. Incluso un tobillo y un brazo. Recién el 2010 pude entrenar normalmente.

 
Treinta de noviembre de 2013, valiosa fecha para ti. Y para, desde 2014, las efemérides del deporte nacional. Difícil el Mundial…

 
Difícil, competitivo. Había 38 países y 200 competidores. Estaban todos, los mejores. Había potencias como Argentina y República Checa. Vino Javier Julio, argentino que estará en los Odesur. Es el segundo del mundo, había ganado un Mundial. Participó el último campeón, el checo Adam Sedlmajer, que terminó cuarto. Tercero se ubicó otro checo de gran nivel, Martin Kolman… El Mundial lo organizó nuestra federación, se postula con años de anticipación y se muestra el potencial que tiene un país para ser sede de importantes eventos.

 
¿Cuándo te corresponde revalidar el título mundial y qué desafíos mayores debes enfrentar próximamente?

 
En el Mundial de Italia, que se disputa en Milano, en agosto del 2015. El mismo año tengo los Panamericanos de Toronto. Están los Odesur 2014, en marzo, y en abril compito en los Panamericanos específicos. Bastante copado está este año. Además, después de los Suramericanos, voy a una competencia sólo de saltos… Sí, la sede del esquí de los Odesur será la cancha de Los Morros.

 
Al margen de tu reciente título adulto, ¿cuántas coronas mundiales registra tu trayectoria? ¿Qué otros logros destacas? 

 
Con el título de noviembre último, tres. En enero del 2003, gané el Mundial Juvenil y en enero del 2008, el Sub 21. En los Panamericanos de Guadalajara, el 2011, obtuve tres medallas: una de plata y dos de bronce. En los de Río de Janeiro 2007, gané mi primera medalla panamericana, un bronce… Tengo varios. El 2012 fui tercero en la Copa del Mundo de Australia y tercero también en la de Indonesia. Las principales marcas las conseguí en un Panamericano Sub 17, en el que quedé tercero con sólo doce años, y en el Mundial Juvenil 2003. Ésos logros, con el Mundial Adulto, son los más relevantes para mí. ¿El más importante de todos? El último, ¡lejos!

 
¿Tu padre es el artífice de lo que has conquistado, es él el gran responsable?

 
Toda mi familia es la responsable, no sólo mi papá. No dejo a nadie atrás, todos son partícipes en la obtención de lo logrado junto a mis hermanos. Papás, hermanos y mi entrenador, del que no se habla mucho, han sido muy importantes. Tanguy Benet es mi técnico, es francés, desde el 2006 trabajo con él… Este título es de todos ellos.

 
“Claro que voy al Festival de Viña. He estado en varios. Es uno de los grandes acontecimientos del verano. Al primero que fui fue cuando actuó el humorista de ‘La Mosca’ (Memo Bunke). Estaba chico yo. A Coco Legrand lo he visto dos veces. Ojalá vuelva La Oreja de Van Gohg, es extraordinario. Y Carlos Vives. Sé que Everton es un club importante a nivel nacional, en el Polideportivo vi un partido de hockey entre Chile y Argentina. Fui a la hípica hace poco, por primera vez. Al Sporting. Al ATP también he ido. Lo he pasado bien allá. Mi familia tiene departamento en Viña, no yo…

 
¿El CPD te notifica que te entregará el premio mayor? ¿O que serás el mejor en tu especialidad simplemente?

 
No sé nada, no te avisan. En mi disciplina, sí. Me informan, a la federación también, que me entregarán el premio como mejor esquiador.

 
Según tú, ¿quién te podía discutir el cetro de Mejor de los Mejores? ¿Pensaste en ganarlo? Fuiste preparado a la premiación, con ambo y corbata…

 
(Ríe) Podía ser Alexis (Sánchez), Natalia Ducó, Kristel Köbrich… ¿Garín? No. Christian no. No quito sus méritos, pero el Mejor de los Mejores debe ser un deportista adulto. Christian fue campeón juvenil en Roland Garros, inmenso logro, y por el  talento que tiene, va a ser lejos el mejor. Te lo firmo en cualquier parte, va a ganar muchos torneos. Tiene todo el talento y futuro para lograrlos. ¿Es promesa como lo premiaron? ¡Sí! ¿Es actuación relevante? ¡Sí! Pero hoy no era su momento… Y sí, pensé que lo podía ganar, te mentiría si nunca lo hice. Me levanté muy contento ese día, por el solo hecho de ser considerado ya iba contento.

 
“La alcaldesa Virginia Reginato ha hecho un rol que yo valoro. Ella se acerca a la gente, quien hace eso sabe qué está pasando en su ciudad. Ve todo de otra manera a diferencia de una persona que está en su oficina, sentada en su escritorio recibiendo los problemas que le mandan por carta. Una alcaldesa que está en terreno, como la señora Reginato, ve mejor los problemas. Los votos que saca en cada elección, confirman que ha hecho un gran trabajo. Un trabajo claramente notable. Siempre ha sido mayoría, por lejos. Es muy conocida, genera mucha simpatía y aceptación. Ojalá le dé más al deporte, que le siga dando. Si está interesada en alguna actividad de esquí, la federación, mis hermanos y yo estamos disponibles para hacer cualquier evento en Viña. Para promover el deporte…

 
Las electrizantes piruetas y brincos de FELIPE MIRANDA, y el envión de su rampa, fueron concluyentes para que un chileno se convirtiera en el especialista más completo del orbe. El primario y omnímodo. “Estoy feliz por este título. Cómo no. Pensé, ‘lo logré, soy campeón del mundo’”. El Mundial Open lo cerró con un sexto lugar en salto; Rodrigo, otro del clan Miranda, con un séptimo. Fue al día siguiente del título mayor, mas no pudo. “Es que estaba en otra, aún festejando el primer puesto del overall “, consigna. Es la síntesis de un vencedor que, tras hacer historia en el gran escenario de su vida deportiva, se confundió entre los abrazos de Martita, Waldo y hermanos. Y de Nicole, el amor que descubrió y conquistó en la CIUDAD DEL DEPORTE.

 
Síntesis de un monarca que regaló 57 minutos y 49 segundos clavados a la CASA DEL DEPORTE -un crack. Esta institución, comunicadora privilegiada de los hitos más resonantes del deporte viñamarino, nacional e internacional, exhibe hoy en sus páginas a un campeón del mundo absoluto. Otro más. Y a un Mejor entre los Mejores… Para atesorarlo.

Por Mario Ramírez Escudero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s